Gibraltar se felicita de que el plan de May para el Brexit perpetúe su relación

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El plan de la primera ministra británica Theresa May para el Brexit, su esperado libro blanco presentado este jueves sobre cómo afrontar la salida de Reino Unido de la Unión Europea, tiene implicaciones muy serias y relevantes sobre Gibraltar y sobre el tipo de relación futura que puede esperar España con el Peñón, sus autoridades y ciudadanos. La propuesta sobre esa relación perpetúa de hecho las interconexiones de todo signo actuales entre Reino Unido y Gibraltar, subrayando para empezar que “no habrá cambios” en sus largas e históricas relaciones. Y aboga por plasmar “un acuerdo fronterizo agilizado” con España para facilitar la vida de los habitantes de la zona. Las autoridades de Gibraltar han emitido en la tarde de este jueves un comunicado oficial felicitándose por ese proyecto.

En el documento presentado finalmente por May tras dos años de negociaciones, de 100 páginas, Reino Unido propone a la UE un “acuerdo de asociación”, del tipo del que ha firmado Bruselas recientemente con Ucrania, que incluya un “área de libre comercio” para bienes, una relación más laxa en servicios y una estrecha cooperación en materia de seguridad. El denominado libro blanco del Brexit se titula La futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea (The future relationship between the United Kingdom and the European Union, en inglés) y contiene varias referencias también a la situación en Gibraltar y otros “territorios de ultramar”.

En la página siete, en el apartado de resumen ejecutivo, se precisa que el futuro acuerdo de Reino Unido con la UE servirá para las “las Dependencias de la Corona, Gibraltar y los demás Territorios de Ultramar, notando que no habrá cambios en sus largas relaciones con Reino Unido”. En la página 15, sobre colaboración económica, se avanza que a partir de su entrada en vigor “Reino Unido buscará acuerdos específicos para las Dependencias de la Corona, Gibraltar y los demás Territorios de Ultramar”, y se señala que estos acuerdos “deberán tener en cuenta los importantes y mutuamente beneficiosos lazos económicos entre estas economías y los Estados miembros de la UE, incluyendo sus territorios y países de ultramar”.

El texto del Brexit aportado por May específica en la página 34, sobre los conflictivos procedimientos administrativos y acuerdos fronterizos agilizados, que “los acuerdos agilizados resultan especialmente importantes en la frontera entre Gibraltar y España, la cual cruzan cada día miles de ciudadanos de otros Estados miembros”. Distintos informes, de Gibraltar y también de instituciones y administraciones al otro lado del Peñón, estiman que unas 13.000 personas cruzan diariamente esa frontera entre La Línea y la Roca.

En el libro blanco británico del Brexit se recoge también, en la página 96 y sobre la responsabilidad y transparencia, que la futura relación con la UE “sería consistente con el compromiso de Reino Unido de proteger los intereses de toda la familia británica, incluyendo las Administraciones Descentralizadas y los Gobiernos de los Territorios de Ultramar y Dependencias de la Corona”. En ese sentido se señala que esa futura relación “tendrá implicaciones para las estructuras existentes de los Consejos Ministerial Conjuntos (Joint Ministerial Committees) que están siendo discutidos como parte de la revisión conjunta de las Relaciones Intergubernamentales (Intergovernmental Relations)”.

El documento establece que el Gobierno británico colaborará con las Administraciones descentralizadas “para asegurar que cualquier modificación de los actuales acuerdos refleje la nueva relación entre Reino Unido y la UE” y con los gobiernos de las dependencias de la Corona y Territorios de Ultramar mediante los Consejos Ministeriales Conjuntos y las Reuniones Trimestrales de Ministros Principales (Chief Ministers’ Quarterly).

Como conclusión final, el Gobierno del Peñón “acoge con satisfacción las referencias a Gibraltar y los Territorios de Ultramar contenidas en el documento y reseña que el ministro principal, Fabián Picardo, y el viceministro principal, Joseph García, “se encuentran impacientes por continuar la estrecha colaboración con Reino Unido a medida que nos preparamos para salir de la Unión”.

El Gobierno español se encontraba en plena fase decisiva de la negociación bilateral con el Reino Unido justo antes de la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa. El equipo del anterior ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, había mantenido cinco reuniones bilaterales discretas y sin publicidad con los responsables británicos. El momento parecía crucial, ante la inminencia también de la fecha de salida de Reino Unido y Gibraltar de Europa por el Brexit. Las negociaciones se estancaron en el último encuentro por el rechazo de Gibraltar a permitir ningún tipo de intromisión de fuerzas de seguridad españolas en el aeropuerto implantado en su territorio de cara a permitir su funcionamiento futuro dentro del espacio Schengen. El presidente Sánchez recibió, en los primeros días de su llegada a La Moncloa, un informe confidencial sobre la negociación y también una carta de Picardo reclamando otro tipo de interlocución.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.